Tus Buenas Noticias
Síguenos

¿Qué son los DNS y qué debes saber?

Entender el funcionamiento del DNS es esencial para navegar por Internet de forma segura y eficiente.

28 febrero, 2024
Plugins y demás elementos webs
Plugins y demás elementos webs

En el universo de Internet, cada sitio web que visitamos parece estar a solo un clic de distancia, accesible mediante la introducción de una dirección web simple y fácil de recordar. Sin embargo, detrás de esta facilidad de acceso se encuentra una infraestructura compleja y esencial conocida como el Sistema de Nombres de Dominio (DNS). Este sistema actúa como el traductor entre las direcciones web que escribimos y las direcciones IP numéricas que las computadoras utilizan para identificar cada sitio en Internet. Si quieres comprender en detalle qué es el DNS, cómo funciona y por qué es una pieza clave en la estructura de Internet, hoy te lo explicamos, junto con el papel del servidor DNS y cómo se relaciona con el hosting.

La función del servidor DNS

El servidor DNS es, en esencia, el primer eslabón en la cadena de comunicación que permite que tu navegador web encuentre el sitio que deseas visitar. Cada vez que ingresas una URL en tu navegador, este envía una consulta a un servidor DNS para solicitar la dirección IP correspondiente al nombre de dominio que has introducido. Este proceso se conoce como resolución DNS. Los servidores DNS están distribuidos por todo el mundo, formando una red global que colabora para asegurar que la traducción de nombres de dominio a direcciones IP sea rápida y eficiente.

¿Cómo funciona el DNS?

El proceso de resolución DNS comienza cuando tu dispositivo se conecta a Internet y obtiene la dirección de un servidor DNS, generalmente proporcionado por tu proveedor de servicios de Internet (ISP). Al visitar un sitio web, tu navegador envía una solicitud a este servidor DNS para que traduzca el nombre de dominio en una dirección IP. Si el servidor DNS tiene esta información en su caché, la devuelve inmediatamente. De lo contrario, realiza una serie de consultas a otros servidores DNS hasta encontrar la respuesta.

Importancia del DNS para el hosting

El hosting, el servicio que permite alojar un sitio web en un servidor y hacerlo accesible en Internet, está intrínsecamente ligado al DNS. Cada proveedor de hosting asigna direcciones IP específicas a los sitios web alojados en sus servidores. Para que los usuarios puedan acceder a estos sitios mediante nombres de dominio fáciles de recordar, en lugar de complejas secuencias numéricas, es esencial contar con una configuración DNS adecuada que vincule estos nombres de dominio con las direcciones IP correspondientes.

Seguridad y DNS

La seguridad en el DNS es un tema crítico, ya que un ataque a este sistema puede redirigir a los usuarios a sitios fraudulentos sin que se den cuenta. Para contrarrestar esto, se han desarrollado tecnologías como DNSSEC (DNS Security Extensions), que añaden una capa de seguridad al proceso de resolución DNS, asegurando que las respuestas a las consultas DNS provengan de una fuente auténtica.

Entender el funcionamiento del DNS es esencial para navegar por Internet de forma segura y eficiente. Desde la resolución de nombres de dominio hasta la importancia de elegir un buen hosting, el DNS juega un papel crucial en la experiencia en línea. Al comprender los fundamentos de cómo funciona el DNS y su relación con el hosting, los usuarios pueden tomar decisiones informadas y asegurarse de que su presencia en Internet sea sólida y segura.

Tipos de registro de DNS

  1. Registro A (Address): Este registro se utiliza para asociar un nombre de dominio con una dirección IP IPv4. Por ejemplo, si tienes el nombre de dominio "ejemplo.com" y quieres que se resuelva a la dirección IP "192.0.2.1", configurarías un registro A para ello.
  2. Registro AAAA (IPv6 Address): Similar al Registro A, pero utilizado para asociar un nombre de dominio con una dirección IP IPv6. Esto es necesario ya que IPv6 utiliza un formato de dirección diferente al IPv4.
  3. Registro CNAME (Canonical Name): Se utiliza para establecer alias de un nombre de dominio a otro. Por ejemplo, si deseas que "www.ejemplo.com" se resuelva a "ejemplo.com", puedes configurar un registro CNAME para lograrlo.
  4. Registro MX (Mail Exchange): Este registro especifica los servidores de correo electrónico responsables de recibir los correos electrónicos destinados a un dominio específico. Ayuda a dirigir el tráfico de correo electrónico al servidor correcto para su procesamiento.
  5. Registro TXT (Text): Se utiliza para almacenar texto arbitrario asociado con un nombre de dominio. Esto se utiliza a menudo para propósitos de verificación y autenticación, como SPF (Sender Policy Framework) y DKIM (DomainKeys Identified Mail).
  6. Registro NS (Name Server): Define los servidores de nombres autorizados para un dominio específico. Estos servidores de nombres se utilizan para resolver consultas de DNS para ese dominio.
  7. Registro SOA (Start of Authority): Proporciona información sobre el servidor de nombres primario y el administrador del dominio. Contiene detalles como el período de caducidad del caché, el intervalo de reintentos y la dirección de correo electrónico del administrador del dominio.
 



Temas de esta nota
Enlaces patrocinados