Síguenos

Cecilia Nieblas, la mamá de Villa Juárez que enseña caminos de vida

El caminar de Cecilia está apoyado en la determinación, la firmeza y gran optimismo que marcaron su vida desde los 10 años
10 mayo, 2023

Villa Juárez, Navolato.- Cecilia Nieblas Santillano es la mamá de Villa Juárez que perdió una pierna, pero no perdió el piso. Su firmeza y determinación desde la infancia le han dado un carácter para ser un ejemplo de mamá luchadora, que ahora enseña los caminos de vida venciendo adversidades.

La suerte no marca a las personas. Es la voluntad y los ojos con que se quiera ver la realidad. Cecilia Nieblas Santillano tenía 10 años cuando abrió los ojos a otra cara  de la vida, la edad en que las niñas corren, juegan, y empiezan a descubrir el valor de socializar. No es la edad en que empiezan a sufrir.

Alguien le pisó el pie derecho y le desprendió una uña, en consecuencia, le vino una inflamación sangrante, que en pocos días empezó a supurar. Sus padres la llevaron de un médico a otro. Primero le diagnosticaron hongos, pero no funcionó el tratamiento. Aquella herida que debería ir sanando cada día, contrario a lo esperado, empeoraba. Para Cecilia era un dolor constante.

Cecilia Nieblas, es una mamá ejemplar que desde la infancia sabe cómo llevar la vida
Caption

 

Ella es hija de una familia compuesta de migrantes, como hay miles en Villa Juárez, Navolato. Su papá Arsenio Nieblas Duarte, llegó de la sierra de Cosalá, Sinaloa; y su mamá María Emilia Santillano Gutiérrez, llegó de Nuevo Ideal, Durango. En esta tierra del centro de Sinaloa donde vienen miles de jornaleros en busca de trabajo, encontraron el amor. Consumado el matrimonio, 5 mujeres fueron el fruto de ese afecto. Pero por muchos años su atención se ha volcado sobre Cecilia.

No es para menos, su herida del pie no dejó de sangrar en meses y cada vez empeorando. Se le reventaban las venas del dedo y nunca cicatrizaba. Ahora tenía dos problemas, el dolor y las miradas de los niños, muchas veces discriminadoras.

Su tratamiento lo llevó con diagnósticos equivocados, hasta que 2 años después un dermatólogo le diagnosticó un hemangioma. Un tumor vascular que alteraba el flujo de sus venas del pie.

En entrevista con Tus Buenas Noticias, Cecilia cuanta que por la seriedad de su problema de salud, sus padres buscaron ayuda y la llevaron a Ensenada, Rosarito y Tijuana Baja California. El reto que le pusieron a la niña fue bajar 10 kilos de peso para ir a la cirugía. Luego de contactarse con los “Médicos Voladores”, pronto arreglaron su situación legal para llevarla a Estados Unidos donde le harían una intervención. En un hospital de San Diego California, en un solo día le hicieron los estudios. El plan no funcionó, las expulsaron por ser extranjeras.

El angiólogo le explicó a la niña que el único recurso para eliminar su tumor era eliminar también la pierna. Su madre no soportó la noticia, el nerviosismo y la ansiedad la hicieron presa. 

Cecilia Nieblas Santillano, siendo una niña de 13 años tuvo que soportar sola y tomar decisiones. Comenta que en el hospital la llevaron a un pabellón donde había personas discapacitadas por amputap>Villa Juárez, Navolato.- Cecilia Nieblas Santillano es la mamá de Villa Juárez que perdió una pierna, pero no perdió el piso. Su firmeza y determinación desde la infancia le han dado un carácter para ser un ejemplo de mamá luchadora, que ahora enseña los caminos de vida venciendo adversidades.

La suerte no marca a las personas. Es la voluntad y los ojos con que se quiera ver la realidad. Cecilia Nieblas Santillano tenía 10 años cuando abrió los ojos a otra cara  de la vida, la edad en que las niñas corren, juegan, y empiezan a descubrir el valor de socializar. No es la edad en que empiezan a sufrir.

Alguien le pisó el pie derecho y le desprendió una uña, en consecuencia, le vino una inflamación sangrante, que en pocos días empezó a supurar. Sus padres la llevaron de un médico a otro. Primero le diagnosticaron hongos, pero no funcionó el tratamiento. Aquella herida que debería ir sanando cada día, contrario a lo esperado, empeoraba. Para Cecilia era un dolor constante.

Cecilia Nieblas, es una mamá ejemplar que desde la infancia sabe cómo llevar la vida
Caption

 

Ella es hija de una familia compuesta de migrantes, como hay miles en Villa Juárez, Navolato. Su papá Arsenio Nieblas Duarte, llegó de la sierra de Cosalá, Sinaloa; y su mamá María Emilia Santillano Gutiérrez, llegó de Nuevo Ideal, Durango. En esta tierra del centro de Sinaloa donde vienen miles de jornaleros en busca de trabajo, encontraron el amor. Consumado el matrimonio, 5 mujeres fueron el fruto de ese afecto. Pero por muchos años su atención se ha volcado sobre Cecilia.

No es para menos, su herida del pie no dejó de sangrar en meses y cada vez empeorando. Se le reventaban las venas del dedo y nunca cicatrizaba. Ahora tenía dos problemas, el dolor y las miradas de los niños, muchas veces discriminadoras.

Su tratamiento lo llevó con diagnósticos equivocados, hasta que 2 años después un dermatólogo le diagnosticó un hemangioma. Un tumor vascular que alteraba el flujo de sus venas del pie.

En entrevista con Tus Buenas Noticias, Cecilia cuanta que por la seriedad de su problema de salud, sus padres buscaron ayuda y la llevaron a Ensenada, Rosarito y Tijuana Baja California. El reto que le pusieron a la niña fue bajar 10 kilos de peso para ir a la cirugía. Luego de contactarse con los “Médicos Voladores”, pronto arreglaron su situación legal para llevarla a Estados Unidos donde le harían una intervención. En un hospital de San Diego California, en un solo día le hicieron los estudios. El plan no funcionó, las expulsaron por ser extranjeras.

El angiólogo le explicó a la niña que el único recurso para eliminar su tumor era eliminar también la pierna. Su madre no soportó la noticia, el nerviosismo y la ansiedad la hicieron presa. 

Cecilia Nieblas Santillano, siendo una niña de 13 años tuvo que soportar sola y tomar decisiones. Comenta que en el hospital la llevaron a un pabellón donde había personas discapacitadas por amputac>Villa Juárez, Navolato.- Cecilia Nieblas Santillano es la mamá de Villa Juárez que perdió una pierna, pero no perdió el piso. Su firmeza y determinación desde la infancia le han dado un carácter para ser un ejemplo de mamá luchadora, que ahora enseña los caminos de vida venciendo adversidades.

La suerte no marca a las personas. Es la voluntad y los ojos con que se quiera ver la realidad. Cecilia Nieblas Santillano tenía 10 años cuando abrió los ojos a otra cara  de la vida, la edad en que las niñas corren, juegan, y empiezan a descubrir el valor de socializar. No es la edad en que empiezan a sufrir.

Alguien le pisó el pie derecho y le desprendió una uña, en consecuencia, le vino una inflamación sangrante, que en pocos días empezó a supurar. Sus padres la llevaron de un médico a otro. Primero le diagnosticaron hongos, pero no funcionó el tratamiento. Aquella herida que debería ir sanando cada día, contrario a lo esperado, empeoraba. Para Cecilia era un dolor constante.

Cecilia Nieblas, es una mamá ejemplar que desde la infancia sabe cómo llevar la vida
Caption

 

Ella es hija de una familia compuesta de migrantes, como hay miles en

Villa Juárez, Navolato

. Su papá Arsenio Nieblas Duarte, llegó de la sierra de Cosalá, Sinaloa; y su mamá María Emilia Santillano Gutiérrez, llegó de Nuevo Ideal, D
Temas de esta nota
Enlaces patrocinados