Síguenos

Por primera vez en la historia, buzos llegaron al fondo del “Gran Agujero Azul”; estos fueron los sorprendentes hallazgos

El Gran Agujero Azul, ubicado en el mar Caribe, es uno de los lugares naturales más misteriosos del mundo. Con curiosidad, un equipo de aficionados se sumergió en sus profundidades, esto fue lo que descubrieron.
2 febrero, 2024
Todo inicia en 1960, cuando el francés Jacques Cousteau fue quien hizo famoso al Agujero Azul en toda la Tierra. Foto: Cortesía
Todo inicia en 1960, cuando el francés Jacques Cousteau fue quien hizo famoso al Agujero Azul en toda la Tierra. Foto: Cortesía

Nuestro planeta Tierra está lleno de secretos y lugares ocultos, sobre todo en el mar, dónde los humanos apenas si hemos explorado menos del 10%. Uno de estos lugares desconocidos es el llamado "Gran Agujero Azul", un cráter en el fondo del Mar Caribe, que recién en 2018 lograron descifrar que se esconde en las profundidades del mismo.

Este agujero posee 300 metros de ancho y 125 metros de profundidad, lo que lo corona cómo el gran sumidero más grande del mundo. Está muy cerca del límite entre México y Belice, frente a la Península de Yucatán, y los marineros recomiendan precaución al pasar por ahí, ya que navegar sobre sus aguas genera vértigo. 

Foto: Cortesía 

¿Cuál es la historia del "Gran Agujero Azul"?

Todo inicia en 1960, cuando el francés Jacques Cousteau fue quien hizo famoso al "Agujero Azul" en toda la Tierra. Aunque nunca se atrevió a sumergirse en su interior, sería su nieto, Fabien Cousteau, y el multimillonario dueño de Virgin Group, Richard Branson, quienes en 2018 se atreverían a viajar en submarino hasta el fondo del cráter marino por primera vez en la historia.

En esa exploración, los buzos se encontraron con hallazgos impresionantes. Entre más bajaban, el agua se tronaba cada vez más oscura, esto, hasta que que se toparon con una capa de sulfuro de hidrógeno. Tras eso, ya no había vida bacteriana ni de peces o algas.

Aún con este augurio, el equipo siguió adelante, lo que provoco que se adentraran en una cueva con estalactitas, algo que impresiono a los dos buzos puesto que los expertos creían hasta eso momento que solo se formaban en la superficie terrestre. Asimismo, en la cueva encontraron una botella de vidrio de dos litros y una cámara de la famosa marca GoPro, dos testimonios claros del alto nivel de contaminación al que están expuesto los mares y los océanos.

La expedición demostró que ni las profundidades de los océanos están a salvo de la contaminación. Foto: BBC

No obstante, eso no sería lo más sorprendente, ya que para su sorpresa, aparecieron dos cuerpos humanos. La teoría es que se trató de un duo de buzos que no lograron salir a la superficie. Ambos tripulantes del submarino informaron al gobierno de Belice de su existencia, aunque se decidió dejar los cuerpos en el lugar que fueron encontrados.

¿Cómo es por dentro el Gran Agujero Azul?

Según la revista 

Frontiers Marp style="text-align: justify;">Nuestro planeta Tierra está lleno de secretos y lugares ocultos, sobre todo en el mar, dónde los humanos apenas si hemos explorado menos del 10%. Uno de estos lugares desconocidos es el llamado "Gran Agujero Azul", un cráter en el fondo del Mar Caribe, que recién en 2018 lograron descifrar que se esconde en las profundidades del mismo.

Este agujero posee 300 metros de ancho y 125 metros de profundidad, lo que lo corona cómo el gran sumidero más grande del mundo. Está muy cerca del límite entre México y Belice, frente a la Península de Yucatán, y los marineros recomiendan precaución al pasar por ahí, ya que navegar sobre sus aguas genera vértigo. 

Foto: Cortesía 

¿Cuál es la historia del "Gran Agujero Azul"?

Todo inicia en 1960, cuando el francés Jacques Cousteau fue quien hizo famoso al "Agujero Azul" en toda la Tierra. Aunque nunca se atrevió a sumergirse en su interior, sería su nieto, Fabien Cousteau, y el multimillonario dueño de Virgin Group, Richard Branson, quienes en 2018 se atreverían a viajar en submarino hasta el fondo del cráter marino por primera vez en la historia.

En esa exploración, los buzos se encontraron con hallazgos impresionantes. Entre más bajaban, el agua se tronaba cada vez más oscura, esto, hasta que que se toparon con una capa de sulfuro de hidrógeno. Tras eso, ya no había vida bacteriana ni de peces o algas.

Aún con este augurio, el equipo siguió adelante, lo que provoco que se adentraran en una cueva con estalactitas, algo que impresiono a los dos buzos puesto que los expertos creían hasta eso momento que solo se formaban en la superficie terrestre. Asimismo, en la cueva encontraron una botella de vidrio de dos litros y una 


Temas de esta nota
Enlaces patrocinados