Tus Buenas Noticias
Síguenos

¡Regreso a Clases!

29 agosto, 2023
¡Regreso a Clases!

Es el primer año…que voy a la escuela…
Canción: Garabato Colorado, Chabelo circa 1987

Para finales del mes de agosto, y principios del mes de septiembre del presente año, millones de niños y jóvenes –y algunos no tan jóvenes- regresaran a un nuevo ciclo escolar, cuyo objetivo será el de fortalecer su formación académica, emotiva, social y cultural.

Tradicionalmente, estas fechas también concuerdan con el fin del verano, el cual era, y sigue siendo un tiempo de descanso a las rutinas arduas del trabajo, en este caso, a las rutinas arduas
del proceso educativo en las familias y en la sociedad en conjunto.

El inicio de un nuevo comienzo, no necesariamente es la repetición de viejas prácticas o rutinas ya establecidas por los individuos, es también, la oportunidad de conocer o experimentar nuevas formas de hacer las cosas, adquirir nuevos hábitos, aprendizajes, establecer nuevas relaciones, hacer una reflexión de las experiencias pasadas y enmendar o mejorar las presentes.

Definitivamente iniciar un nuevo ciclo escolar siempre es y será un reto, pero, que a la vez, proporciona grandes satisfacciones y resultados en la formación de futuros ciudadanos funcionales en los ámbitos económico, social, político y cultural.

Por ello, apostarle a la Educación debe ser una prioridad tanto para los gobiernos como para la
ciudadanía en general. El recibir una instrucción de calidad –tanto en la forma como se recibe y en donde se recibe- es y tiene que ser una responsabilidad compartida entre autoridades educativas como padres de familia. En otras palabras, todos están involucrados en el proceso educativo y de instrucción de las generaciones crecientes.

El proceso educativo no es fácil, ni mucho menos sencillo. Dicho proceso requiere de muchos
factores que inciden directamente en el éxito o fracaso del mismo. Uno de estos factores son los padres de familia. Cuando los padres de un niño o joven, están involucrados en dicho proceso formativo de su hijo o hija, se nota en la calidad de formación, desempeño, logros y nivel cultural de dicho alumno o alumna.

Cuando los padres se involucran en el proceso formativo de sus hijos, se percatan de las fortalezas, pero también de los campos de oportunidad –es decir, en lo que necesitan mejorar o aprender- y buscan formas alternas de complementar lo que en la escuela no se les brinda.

Como ejemplo de ello, el aprender un idioma extranjero, la práctica de alguna actividad artística como el baile, pintura, dibujo, música, la practica sistematizada de un deporte, la mejora continua en hábitos como la lectura y la escritura, la aritmética, por mencionar algunos.

¡Dusfrutemos de este nuevo comienzo! Feliz inicio de clases 2023. Gracias.

 

Enlaces patrocinados