Síguenos

Cultivan plantas con tierra de la Luna

Este descubrimiento abre un panorama que vislumbra cultivos de frutas y verduras en la Luna dentro de los próximos 10 años

Cultivan plantas con tierra de la Luna
Rob Ferl, a la izquierda, y Anna-Lisa Paul mirando las placas llenas parte con suelo lunar y parte con suelos de control, ahora bajo luces de crecimiento LED. Foto UF /IFAS por Tyler Jones.
Rob Ferl, a la izquierda, y Anna-Lisa Paul mirando las placas llenas parte con suelo lunar y parte con suelos de control, ahora bajo luces de crecimiento LED. Foto UF /IFAS por Tyler Jones.

El grupo de científicos de la Universidad de Florida dirigido por Anna-Lisa Paul y Rob Ferl logró cultivar un berro (Arabidopsis thaliana) en unos pocos gramos de polvo de la Luna que fueron obtenidos en las misiones Apolo, con lo que se da el “primer paso” de la humanidad para poder cultivar vegetales más allá de la Tierra.

Las plantas pueden crecer en regolito lunar. No eran tan robustas como las plantas cultivadas en el suelo de la Tierra, o incluso como las del grupo de control cultivadas en un simulante lunar hecho de ceniza volcánica, pero de hecho crecieron. Y al estudiar cómo respondieron las plantas en las muestras lunares, el equipo espera responder también a la segunda pregunta, allanando el camino para que los futuros astronautas algún día cultiven más plantas ricas en nutrientes en la Luna y prosperen en el espacio profundo.

"Para explorar más a fondo y aprender sobre el sistema solar en el que vivimos, necesitamos aprovechar lo que hay en la Luna, para no tener que llevarlo todo con nosotros", dijo Jacob Bleacher, el científico jefe de exploración que apoya el programa Artemis de la NASA en la sede de la NASA en Washington. Bleacher señala que esta es también la razón por la que la NASA está enviando misiones robóticas al Polo Sur de la Luna, donde se cree que puede haber agua que puede ser utilizada por futuros astronautas. "Además, cultivar plantas es el tipo de cosas que estudiaremos cuando vayamos. Por lo tanto, estos estudios en el terreno establecen el camino para expandir esa investigación por parte de los próximos humanos en la Luna".

Arabidopsis thaliana, nativa de Eurasia y África, es pariente de las hojas de mostaza y otras verduras crucíferas como el brócoli, la coliflor y las coles de Bruselas. También juega un papel clave para los científicos: debido a su pequeño tamaño y facilidad de crecimiento, es una de las plantas más estudiadas del mundo, utilizada como organismo modelo para la investigación en todas las áreas de la biología vegetal. Como tal, los científicos ya saben cómo se ven sus genes, cómo se comporta en diferentes circunstancias, incluso cómo crece en el espacio.

Cómo las cultivaron

Para cultivar la Arabidopsis, el equipo utilizó muestras recolectadas en las misiones Apolo 11, 12 y 17, con solo un gramo de regolito asignado para cada planta. El equipo agregó agua y luego semillas a las muestras. Luego colocaron las bandejas en cajas de terrario en una habitación limpia. Diariamente se agregó una solución nutritiva.

"¡Después de dos días, comenzaron a brotar!", Dijo Anna-Lisa Paul, quien también es profesora de Ciencias Hortícolas en la Universidad de Florida, y quien es la primera autora del artículo. "Todo brotó. ¡No puedo decirte lo asombrados que estábamos! Todas las plantas, ya sea en una muestra lunar o en un control, se veían iguales hasta aproximadamente el sexto día".

Sin embargo, después del sexto día, estaba claro que las plantas no eran tan robustas como las plantas del grupo de control que crecían en cenizas volcánicas, y las plantas crecían de manera diferente según el tipo de muestra en la que se encontraban. Las plantas crecían más lentamente y tenían raíces atrofiadas; además, algunos tenían hojas atrofiadas y lucían pigmentación rojiza.

Después de 20 días, justo antes de que las plantas comenzaran a florecer, el equipo cosechó las plantas, las molió y estudió el ARN. En un sistema biológico, los genes se decodifican en múltiples pasos. Primero, los genes, o ADN, se transcriben en ARN. Luego, el ARN se traduce en una secuencia de proteínas. Estas proteínas son responsables de llevar a cabo muchos de los procesos biológicos en un organismo vivo. La secuenciación del ARN reveló los patrones de genes que se expresaron, lo que mostró que las plantas estaban realmente bajo estrés y habían reaccionado de la manera en que los investigadores han visto a Arabidopsis responder al crecimiento en otros entornos hostiles, como cuando el suelo tiene demasiada sal o metales pesados.

Además, las plantas reaccionaron de manera diferente dependiendo de qué muestra, cada una recolectada de diferentes áreas de la Luna, se utilizó. Las plantas cultivadas en las muestras del Apolo 11 no eran tan robustas como los otros dos conjuntos. Sin embargo, las plantas crecieron.

Con información NASA.

Lee más: Facebook: Paso a paso para descargar videos de la red social

Temas de esta nota
Te puede interesar
Últimas noticias