Síguenos

Estos son los retos que enfrenta Culiacán ante el fentanilo

¿Está preparada la población?, ¿Cuáles son los retos de especialistas ante una droga que puede lucir atractiva a la vista de niños y adolescentes, pero que puede quitarles la vida desde el primer consumo?
11 septiembre, 2023
El consumo de fentanilo en Culiacán y el país es una realidad. ¿Cuáles son los retos? Foto: Construyendo Espacios para la Paz
El consumo de fentanilo en Culiacán y el país es una realidad. ¿Cuáles son los retos? Foto: Construyendo Espacios para la Paz

El consumo de fentanilo en el país y en la capital sinaloense es una realidad. Este llega, incluso a adolescentes y jóvenes en atractivas presentaciones: en golosinas, tabletas de color rosa, azul, verde pastel; o bien, en polvo que puede inhalarse con un suave soplido, o en goteros, pero que puede acabar con su vida desde la primera exposición a esta sustancia.

¿Hay conciencia o una preocupación social de la gravedad de esta sustancia en la ciudadanía, en los padres de familia?, ¿Cómo se han preparado las autoridades?, ¿Cuáles son los retos de las y los especialistas ante este poderoso opioide? De eso hablamos en el panel “Culiacán. El fentanilo, los efectos del consumo y los riesgos en la población”, en el que participaron Martha Alicia Torres Reyes, directora de la Comisión Estatal para la Prevención y Tratamiento Contra las Adicciones (CEPTCA), y Manuel Velázquez Ceballos, director de los Centros de Integración Juvenil en Culiacán y Sinaloa (CIJ).

“Pareciera que el problema de las adicciones está más en la conciencia de los sinaloenses a partir de que se escucha hablar de una droga emergente, el fentanilo. No es que esta sustancia venga a decirnos que ahora sí nos pongamos las pilas y volteemos a ver el problema en el consumo de las drogas, sino que corresponde a una etapa de evolución de las drogas que se consumen en el medio y busca, bajo un principio de mercado, cómo asegurar al futuro consumidor, o al que ya se tiene y está luchando por salir de esas adicciones”, advierte Torres Reyes.

"El fentanilo es una droga que busca asegurar el mercado". Imagen: Construyendo Espacios para la Paz

Pacientes que desconocen haber consumido fentanilo

La titular de CEPTCA indica que a las salas de urgencia en los hospitales arriban pacientes en estado de inconciencia, paros respiratorios o paro cardiaco y que una vez en estado de recuperación rechazan haber consumido fentanilo, argumentando solo consumo de cocaína o cristal, pero que es la primera vez que les produce el estado que lo llevó a hospitalización.

“El problema siguen siendo las metanfetaminas porque es la sustancia más adictiva, relacionada con el desorden neurológico que activa la violencia en el cerebro. Si tuviésemos estudios metodológicos cualitativos, podríamos relacionar que el consumo de las metanfetaminas está muy relacionado con los homicidios, con los feminicidios”, señala la especialista.

En adicciones, lo menos real es la estadística” Añade que, según datos del Sistema Epidemiológico del Comportamiento contra las Adicciones, que reportan los Centros de Tratamiento Residencial y los Centros Comunitarios de Salud Mental y Adicciones, conocidas como Uneme Capa, en la entidad hay 7 mil 498 personas enclaustradas en un establecimiento residencial de las adicciones, muchos de ellos en edad productiva, sin producir.

“La estadística de las adicciones siempre será el número menos real que podamos tener en una estadística. En estos casos vemos a muchos que son padres o madres que están desatendiendo a sus hijas e hijos”.

Este registro habla además de 473 mujeres que, en entrevista refieren sostener la drogodependenp>El consumo de fentanilo en el país y en la capital sinaloense es una realidad. Este llega, incluso a adolescentes y jóvenes en atractivas presentaciones: en golosinas, tabletas de color rosa, azul, verde pastel; o bien, en polvo que puede inhalarse con un suave soplido, o en goteros, pero que puede acabar con su vida desde la primera exposición a esta sustancia.

¿Hay conciencia o una preocupación social de la gravedad de esta sustancia en la ciudadanía, en los padres de familia?, ¿Cómo se han preparado las autoridades?, ¿Cuáles son los retos de las y los especialistas ante este poderoso opioide? De eso hablamos en el panel “Culiacán. El fentanilo, los efectos del consumo y los riesgos en la población”, en el que participaron Martha Alicia Torres Reyes, directora de la Comisión Estatal para la Prevención y Tratamiento Contra las Adicciones (CEPTCA), y Manuel Velázquez Ceballos, director de los Centros de Integración Juvenil en Culiacán y Sinaloa (CIJ).

“Pareciera que el problema de las adicciones está más en la conciencia de los sinaloenses a partir de que se escucha hablar de una droga emergente, el fentanilo. No es que esta sustancia venga a decirnos que ahora sí nos pongamos las pilas y volteemos a ver el problema en el consumo de las drogas, sino que corresponde a una etapa de evolución de las drogas que se consumen en el medio y busca, bajo un principio de mercado, cómo asegurar al futuro consumidor, o al que ya se tiene y está luchando por salir de esas adicciones”, advierte Torres Reyes.

"El fentanilo es una droga que busca asegurar el mercado". Imagen: Construyendo Espacios para la Paz

Pacientes que desconocen haber consumido fentanilo

La titular de CEPTCA indica que a las salas de urgencia en los hospitales arriban pacientes en estado de inconciencia, paros respiratorios o paro cardiaco y que una vez en estado de recuperación rechazan haber consumido fentanilo, argumentando solo consumo de cocaína o cristal, pero que es la primera vez que les produce el estado que lo llevó a hospitalización.

“El problema siguen siendo las metanfetaminas porque es la sustancia más adictiva, relacionada con el desorden neurológico que activa la violencia en el cerebro. Si tuviésemos estudios metodológicos cualitativos, podríamos relacionar que el consumo de las metanfetaminas está muy relacionado con los homicidios, con los feminicidios”, señala la especialista.

En adicciones, lo menos real es la estadística” Añade que, según datos del Sistema Epidemiológico del Comportamiento contra las Adicciones, que reportan los Centros de Tratamiento Residencial y los Centros Comunitarios de Salud Mental y Adicciones, conocidas como Uneme Capa, en la entidad hay 7 mil 498 personas enclaustradas en un establecimiento residencial de las adicciones, muchos de ellos en edad productiva, sin producir.

“La estadística de las adicciones siempre será el número menos real que podamos tener en una estadística. En estos casos vemos a muchos que son padres o madres que están desatendiendo a sus hijas e hijos”.

Este registro habla además de 473 mujeres que, en entrevista refieren sostener la drogodependenc>El consumo de fentanilo en el país y en la capital sinaloense es una realidad. Este llega, incluso a adolescentes y jóvenes en atractivas presentaciones: en golosinas, tabletas de color rosa, azul, verde pastel; o bien, en polvo que puede inhalarse con un suave soplido, o en goteros, pero que puede acabar con su vida desde la primera exposición a esta sustancia.

¿Hay conciencia o una preocupación social de la gravedad de esta sustancia en la ciudadanía, en los padres de familia?, ¿Cóm


Temas de esta nota
Enlaces patrocinados