Tus Buenas Noticias
Síguenos

20 errores de inversión

13 noviembre, 2023
20 errores de inversión
20 errores de inversión. Foto: Towfiqu barbhuiya
Desde decisiones de inversión impulsadas emocionalmente hasta pagar demasiado en comisiones, estos son algunos de los errores de inversión más comunes:

Descripción de los 20 errores principales

1. Esperar demasiado: Tener expectativas de rendimiento razonables ayuda a los inversores a mantener una visión a largo plazo sin reaccionar emocionalmente.

2. Sin objetivos de inversión: A menudo, los inversores se centran en los rendimientos a corto plazo o en la última moda de inversión en lugar de en sus objetivos de inversión a largo plazo.

3. No diversificar: Diversificar evita que una sola acción afecte drásticamente el valor de su cartera.

4. Centrarse en el corto plazo: Es fácil centrarse en el corto plazo, pero esto puede hacer que los inversores cuestionen su estrategia original y tomen decisiones descuidadas.

5. Comprar caro y vender barato: El comportamiento de los inversores durante las oscilaciones del mercado a menudo obstaculiza el rendimiento general.

6. Negociar demasiado: Un estudio muestra que los operadores más activos obtuvieron un rendimiento inferior al del mercado de valores estadounidense en un 6.5% en promedio anual.

7. Pagar demasiado en comisiones: Las comisiones pueden afectar significativamente el rendimiento general de su inversión, especialmente a largo plazo.

8. Centrarse demasiado en los impuestos: Si bien la recolección de pérdidas fiscales puede aumentar la rentabilidad, no siempre es justificable tomar una decisión basada únicamente en sus consecuencias fiscales.

9. No revisar las inversiones con regularidad: Revise su cartera mensual o trimestral para asegurarse de mantener el rumbo o si su cartera necesita reequilibrarse.

10. Malinterpretar el riesgo: Demasiado riesgo puede sacarlo de su zona de confort, pero muy poco riesgo puede resultar en menores rendimientos que no alcancen sus objetivos financieros. Reconozca el equilibrio adecuado para su situación personal.

11. No conocer su desempeño: A menudo, los inversionistas en realidad no conocen el desempeño de sus inversiones. Revise sus rendimientos para saber si está cumpliendo con sus objetivos de inversión teniendo en cuenta las tarifas y la inflación.

12. Reaccionar ante los medios: Las noticias negativas a corto plazo pueden provocar miedo, pero recuerde centrarse en el largo plazo.

13. Olvidarse de la inflación: Históricamente, la inflación ha promediado el 4% anual. Valor de $100 con una inflación anual del 4%. Después de 1 año: $96. Después de 20 años: $44.

14. Tratar de cronometrar el mercado: Sincronizar el mercado es extremadamente difícil. Permanecer en el mercado puede generar retornos mucho mayores en comparación con intentar hacerlo en el momento adecuado.

15. No hacer la debida diligencia: Verifique las credenciales de su asesor, su historial laboral y prestigio.

16. Trabajar con el asesor equivocado: Vale la pena tomarse el tiempo para encontrar al asesor adecuado. Examina cuidadosamente a tu asesor para asegurarte de que tus objetivos estén alineados.

17. Invertir con emociones: Aunque puede resultar un desafío, recuerde mantenerse racional durante las fluctuaciones del mercado.

18. En busca del rendimiento: Las inversiones de alto rendimiento suelen conllevar el mayor riesgo. Evalúe cuidadosamente su perfil de riesgo antes de invertir en este tipo de activos.

19. Negarse a comenzar: Considere dos personas que invierten $200 mensuales suponiendo una tasa de rendimiento anual del 7% hasta los 65 años. Si una persona comienza a los 25 años, su cartera final sería de $520,000; si la otra comenzara a los 35, totalizaría unos 245,000 dólares.

20. No controlar lo que se puede: Si bien nadie puede predecir el mercado, los inversionistas pueden controlar pequeñas contribuciones a lo largo del tiempo, lo que puede tener resultados poderosos.

Por ejemplo, no diversificar adecuadamente puede exponerlo a un mayor riesgo. 
Mantener una posición concentrada puede afectar drásticamente el valor de su cartera cuando los precios fluctúan.

De hecho, un estudio muestra que la diversificación óptima para una cartera de gran capitalización es tener 15 acciones. 
De esta manera, ayuda a capturar el mayor rendimiento posible en relación con el riesgo. 
Cuando se trataba de una cartera de pequeña capitalización, el número de acciones aumentó a 26 para una reducción óptima del riesgo.

Vale la pena señalar que una solución única no sirve para todos, y buscar asesoramiento financiero puede ayudarle a encontrar el equilibrio adecuado según sus objetivos financieros.

Otro error común es operar demasiado. 
Dado que cada operación puede generar tarifas, esto puede afectar el rendimiento general de su cartera. 
Un estudio independiente mostró que los operadores más activos obtuvieron los peores rendimientos, con un rendimiento inferior al del mercado de valores estadounidense en un 6.5% en promedio anual.

Por último, es importante controlar cuidadosamente sus inversiones con regularidad a medida que cambian las condiciones del mercado, teniendo en cuenta las comisiones y la inflación. 
Esto le permitirá saber si sus inversiones van por buen camino o si necesita realizar ajustes en función de circunstancias personales cambiantes u otros factores.

Para ayudar a evitar estos errores de inversión comunes, los inversores pueden recordar ser racionales y centrarse en sus objetivos a largo plazo. 
 
Construir una cartera sólida a menudo implica evaluar los siguientes factores:

Metas financieras
Ingreso actual
Hábitos de gasto
Entorno de mercado
Rendimientos esperados

Teniendo estos factores en mente, los inversores pueden evitar centrarse en las oscilaciones del mercado a corto plazo y controlar lo que puedan. 
Hacer pequeñas inversiones a largo plazo puede tener efectos poderosos, con el potencial de acumular riqueza significativa simplemente invirtiendo consistentemente a lo largo del tiempo.
 
 
 
Temas de esta nota