Síguenos

Día de la Candelaria. Los mitos al momento de preparar tamales

Compartimos con ustedes algunas de las creencias que se tienen respecto a la elaboración de tamales

Día de la Candelaria. Los mitos al momento de preparar tamales
Día de la Candelaria. Los mitos al momento de preparar tamales. Foto. Jacob Thomas
Día de la Candelaria. Los mitos al momento de preparar tamales. Foto. Jacob Thomas

Desde hace cientos de años los mexicanos tenemos incluida en nuestra dieta los tamales, los cuales representa una gran parte de la cultura mexicana.

La preparación de los tamales es toda una tradición, por lo tanto, debe estar acompañado de ciertos rituales, como casi todo en este México mágico, y bien, algunas de las creencias que se tienen respecto a la elaboración de este alimento son:

  • Para que los tamales queden “bien”, es necesario persignar la masa.

  • Mientras se preparan los tamales se debe cantar para que no salgan agrios.

  • Si hay alguna persona “hambrienta” o que esté llorando en la casa, debe salirse porque si no quedan crudos los tamales.

  • Cuando los tamales están “haciéndose del rogar”, es decir, tardan en cocerse, se debe patear o zarandear la vaporera.

  • Una embarazada no debe hacer tamales porque quedan “pintos”, esto quiere decir partes cocidas y partes crudas, y si participa en la preparación debe atarse un listón rojo alrededor del vientre.

  • No se debe abrir la vaporera, durante la cocción porque se encelan y quedan “pintos”.

Ahora que lo sabes toma tus precauciones para que puedas degustar unos deliciosos tamales, y recuerda: gracias a nuestros productores gozamos de todos los ingredientes para disfrutarlos.

Sabías que… En el México prehispánico se creía que la persona que comiera el tamal pegado en la olla sería perseguido por una maldición; si se trataba de un hombre, ya no podría disparar bien las flechas en la guerra; si era mujer, no tendría buen parto.

Curiosidades sobre tamales mexicanos:

  1. En la región Huasteca existe un tamal conocido como zacahuil, puede llegar a medir tres metros y pesar hasta 50 kilos; es de maíz martajado y polvo de chile seco, se rellena de carne de puerco, res y pollo.
  2. En la Ciudad de México puedes encontrar las populares “guajolotas”, que son bolillos rellenos del tamal de tu preferencia.
  3. La mayoría de los tamales se cuecen al vapor, pero también pueden ser horneados como la barbacoa, en un hoyo bajo la tierra, estos son yucatecos y se llaman mucbilpollo.
  4. El tamal de cazuela se prepara de la siguiente manera: capa de masa, relleno, salsa y otra capa de masa y así sucesivamente, finalmente se cuece en horno, es algo así como una lasaña de tamal.
  5. Se ha llegado a la conclusión de que en México existen más de 500 variedades de tamales de las que se desprenden hasta tres mil preparaciones.

Lee también: Qué se hace el 2 de febrero, Día de la Candelaria

Temas de esta nota
Te puede interesar
Últimas noticias
Enlaces patrocinados