Síguenos

Dinero

¿Qué es el crédito comercial y cómo puede ayudar a tu negocio?

11 noviembre, 2022
¿Qué es el crédito comercial y cómo puede ayudar a tu negocio?

El crédito comercial representa el impulso que cualquier negocio necesita para avanzar. Sin embargo, aprovechar sus ventajas requiere de una gestión que permita, por un lado, el desarrollo de la compañía y por el otro, permitir que los proveedores ganen buenos negocios, así como la fidelidad de los clientes.

A diferencia de muchos otros productos financieros, obtener un crédito comercial para las empresas recién creadas implica incrementar el poder adquisitivo, especialmente si no cumplen los requisitos de acceso a los financiamientos que otorgan las entidades tradicionales. 

¿Qué es un crédito comercial?

Entre las distintas formas de financiamiento que benefician a la empresa, el crédito comercial es tal vez la más directa y espontánea. Básicamente, se trata de obtener una inyección de capital sin necesidad de garantes, contratos o cualquier clase de convenio que genere vínculo legal.

La mejor parte de este tipo de financiamiento para empresas es que no exige demasiados requisitos, basta con disponer de un historial crediticio limpio y cierta trayectoria y el cumplimiento de algunas condiciones según el objeto de crédito.

Las características del producto lo convierten en la solución para las empresas que necesitan liquidez inmediata. Trabajar con capital de terceros es en la actualidad, la opción perfecta de generar ventas, después de todo, son las ganancias obtenidas las que amortiguan el préstamo al final del periodo de vencimiento.

Ventajas y desventajas del uso de créditos comerciales

En su mayoría, los proveedores otorgan el financiamiento a empresas cuyo perfil no corresponde al solicitado por los prestamistas tradicionales, y se ofrecen con un periodo de pago de 30 días contados a partir de una venta

A cambio del riesgo que reviste otorgar capital a una nueva empresa, los proveedores persiguen el establecimiento de relaciones comerciales que conduzcan a más compras, aspecto que representa una ventaja competitiva para las empresas.

Asimismo, la posibilidad de manejar pagos diferidos supone la oportunidad de vender los productos antes del vencimiento del contrato, quedando eliminada la necesidad de comprometer el capital.    

Otro punto diferencial entre las entidades bancarias y los proveedores es que estos últimos ofrecen descuentos por pago anticipado.

Lee también: ¿Cómo puedo ver mi Buró de Crédito gratis?

Posibles desventajas

En contraposición, adquirir bienes o servicios a través de créditos comerciales supone algunas desventajas vinculadas al impago del importe adquirido.

Las cuotas tardías implican cargos por intereses, así como caer en una situación de endeudamiento que afecta de manera negativa, no solo la reputación de la compañía, sino las relaciones comerciales.

¿Cómo puede ayudar a tu negocio un crédito comercial?

El crédito comercial es un producto financiero pensado para hacer crecer cualquier negocio. En primer lugar, brinda la oportunidad de adquirir productos y servicios sin perder el capital de los ahorros personales.

La inyección externa permite estabilizar las finanzas y pone a disposición herramientas diseñadas para expandir el negocio. Los trámites burocráticos típicos de otros tipos de financiación quedan descartados, facilitando el proceso de aprobación.

Por otro lado, eleva el nivel de seguridad, protección y monitoreo de gastos e inversiones, así como de las tasas de interés y los términos para alcanzar el financiamiento. En tiempo récord, quedan solucionados los problemas de liquidez de cash e incrementan las posibilidades de acceder a otras modalidades de crédito a través de mejoras en el historial crediticio.

¿Cuáles son los costos de un crédito comercial?

A pesar que cada proveedor establece sus propios lineamientos, en general son dos los aspectos que deben cuidarse al momento de calcular los costos de un crédito comercial: la tasa de interés y el coste total del financiamiento.

Del mismo modo, pueden existir cargos o costos asociados a la propia transacción, algunos fijos, y otros variables, periódicos o correspondientes a un único pago.

Lee también: ¿Cuáles son los mejores bancos para tramitar una tarjeta de crédito?

¿Cómo gestionar un crédito comercial?

Si bien se trata de una práctica habitual dentro del ámbito empresarial, la efectividad de los créditos comerciales está condicionada a una correcta gestión. En este sentido, mantenerse al día con la legislación vigente es fundamental.

Los profesionales responsables de gestionar el crédito deben actualizarse constantemente respecto a las novedades, además de realizar revisión periódica de la documentación contractual.

 

Temas de esta nota
Te puede interesar
Últimas noticias