Síguenos

Falta formación para una justicia de género que no de por culpables a las mujeres

Reclaman líderes feministas justicia pronta y expedita también para mujeres y restitución de derechos en las cárceles.

23 septiembre, 2022
Falta formación para una justicia de género que no de por culpables a las mujeres

Líderes de mujeres piden mejor formación para una justicia de género que no dé por culpables a las mujeres en los tribunales por el sólo hecho de ser mujeres, sino que garantice la presunción de inocencia y además se les atiendan los derechos humanos en forma completa cuando son privadas de la libertad.

En videoconferecia, a propósito de la III Semana Internacional de la Paz en Culiacán, participaron Lilian Abracinskas, Directora de Mujer y Salud Uruguay, y Priscila Salas, Vocera de Colectivo No se metan con nuestras hijas, donde reclamaron igualdad de derechos para hombres y mujeres en tema de impartición de justicia.

Lilian Abracinskas, Directora de Mujer y Salud Uruguay declaró que Cuando se reclama un acceso a la justicia para las mujeres se han encontrado con expectativas de que la justicia resolverá el problema. Pero realmente, después se encuentra con una justicia que no solo da por sentado que son culpables las mujeres, sino que tampoco aplica en igual manera la presunción de inocencia como sucede con varones, y con varones poderosos con defensas a modo. A eso agrega que se tiene un sistema de justicia que desconfía de lo que dicen las mujeres.

Lee también: Atender violencias de género, cambios culturales y la impunidad para conseguir paz

Comentó que la justicia desconfía de lo que denuncian las mujeres, de la razón de denunciar un delito, además de encontrarse con trabas en la interpretación de las leyes por razón de género.

La especialista en temas de mujeres explicó que las leyes y normativas para entender la violación de derechos y particularmente la violencia de genero son muy recientes en los sistemas judiciales. Y precisó que en Uruguay hasta 2007 se logró cambiar el artículo del código penal que eximía de pena al violador si ofrecía matrimonio a la violada.

Durante su disertación declaró que existe un incremento de la población privada de la libertad con una cifra alarmante en Uruguay, donde en 2010 la cantidad de personas privadas de la libertad eran 4 mil 918, en 2021 se tienen 14 mil 200 con población de varones pobres detenidos.

Lee también: La cultura de la paz se rompe cada vez que se dispara un arma: César López

Y comentó que ha llamado poderosamente la atención el aumento de mujeres encarceladas en casi todos los países. Precisó que en el caso de Uruguay durante el año 2021 el incremento promedio de la población encarcelada fue del 9 por ciento, pero de las mujeres fue del 30 por ciento.

Se tiene una amplia población de mujeres encarceladas por condiciones de microtráfico, un fenómeno compartido tanto en Uruguay como en México, a lo que hay que agregar que “el nivel de riesgo de las mujeres encarceladas es muy preocupante, no solo en Uruguay, sino en el mundo. Se les encarcela por políticas represivas, pero una vez que son encarceladas están expuestas a situaciones de violación, y violencia incluso por sus custodios”.

Expuso que las personas privadas de la libertad quedan reducidas a que su único derecho que les quede es el derecho a la libertad, “pero los demás derechos tienen que ser respetados, como el derecho a la salud, que puedan mantener el derecho a la educación, vínculo y atención a sus requerimientos específicos y se agrava el caso de que los centros de reclusión sólo están pensados para varones”, pero tampoco se atienden requerimientos de salud sexual y salud reproductiva.

También refirió que el encarcelamiento de mujeres en Uruguay el 54% de las mujeres son primarias, que se les encarcela sin tomar en cuenta la falta de antecedentes. El 8 por ciento de las que están encarceladas nunca estuvieron vinculadas a delitos violentos, no tienen antecedentes que justifiquen tenerlas encarceladas, en vez de buscar otras opciones de condena, como reclusiones domiciliarias u otras medidas que no sea la privación de la libertad.

Durante su participación en el evento promovido por el organismo Construyendo Espacios para la Paz, Priscila Salas, Vocera de Colectivo “No se metan con nuestras hijas” declaró que, Si hay algo que tienen en común las sociedades alrededor del mundo, el patriarcado y la misoginia.

Comentó que aún a nuestros días todavía cuando una niña o adolescente mujer va a solicitar servicio de salud sexual o reproductiva todavía debe ser castigada, por comentarios  como: “Si te atreviste a hacer esto, tienes que acceder” a pagar las consecuencias.

Reclamó que la búsqueda del derecho se denoste con culpas a los movimientos producto de

“las feminazis y las feministas”, que están tratando de cambiar las leyes en los códigos civiles y familiares y a través de modificar las leyes en los procedimientos de salud. Dijo que se contraataca con el resurgimiento de discursos e ideas, que parecen sacadas de la época del terraplanismo.

Priscila Salas expuso que “las mujeres cuando vamos a la cárcel nos quedamos sin familia”, con una violencia sexual frecuente. Comentó que las feministas deberían hacer una reflexión profunda sobre sus ideas, de cómo enfrentar esas violencias directas en diferentes edades, cómo acceder a la justicia y cómo pedir a las autoridades que intervengan.

Dijo que “A veces nos vamos a que todo quede en el código penal y luego son víctimas de nuestro propio éxito, porque luego no camina en la garantía plena de los derechos humanos”, cuando no es posible que quieran que todo pase por el código penal, porque hay otras situaciones que sólo son del ámbito cultural y de respeto a las mujeres.

 

 

Temas de esta nota
Te puede interesar
Últimas noticias