Síguenos

Trucos caseros para cultivar tus suculentas

Si tienes una suculenta y quieres que te dure mucho tiempo, te damos algunos tips que te funcioanrán para mantener tu planta lo más sana posible

19 septiembre, 2022
Trucos caseros para cultivar tus suculentas

En Tus Buenas Noticias nos encanta hablar de los jardines caseros. Son una forma muy bonita de pasar el rato haciendo algo productivo, divertido y que fomenta el cuidado del medio ambiente. En artículos pasados, mencionamos a la suculenta como una de las mejores opciones para empezar en este hobby y hoy te contaremos las técnicas que facilitan aún más su crecimiento.

¿Qué es una suculenta?

Se trata de plantas con alta capacidad para retener el agua, conocidas por ubicarse en zonas calurosas y por guardar en sus hojas una sustancia viscosa. Si has visto agave, aloe vera u otras de apariencia similar, seguramente sea una suculenta. No se trata de una familia taxonómica concreta. Más bien, las suculentas se componen de diversos grupos que reúnen características similares que por coincidencia las hacen muy buenas para el cultivo en casa.

¿Por qué tener suculentas en casa?

Las suculentas exigen muy poco de sus dueños para crecer. Algo de agua, un buen drenaje y sol son suficientes para su desarrollo. Quizá te parezcan poco atractivas a primera vista, pero la realidad es que con un buen acomodo de las mismas se pueden crear espacios muy estéticos. Sus variedades en formas, tamaños y colores crean contrastes únicos entre tonos apagados y vibrantes, formas redondeadas y puntiagudas, altas y pequeñas. Por ello, son perfectas para tener dentro y fuera de casa como parte de nuestra decoración.

Trucos

La principal causa de muerte en suculentas es el exceso de agua. Es crucial ser cuidadoso con nuestra rutina de regado. Leanne Potts HGTV nos da estos consejos:

  • Observar la tierra. Cuando esté seca, es la señal de que debemos regarlas.
  • En temporadas y zonas cálidas, regar con más frecuencia, hasta tres veces por semana. Regar en invierno solo una o dos veces en la temporada (puede variar según las condiciones de tu región).
  • Las suculentas expuestas al sol requieren más agua.
  • Es mejor regar con mucha agua en pocas ocasiones que regularmente con poca agua. Deja que se seque la tierra antes de volver a regar.
  • Considerar dejar a media sombra si vivimos en zonas especialmente áridas.
  • Si el contenedor es grande, se debe regar con menos frecuencia por la retención de líquidos en la tierra. Si es pequeño, regar con más frecuencia.
  • No dejar en charcos de agua.
  • Observa las hojas. Si presentan zonas transparentes y amarillentas, es señal de exceso de agua.

Para reproducirlas, corta hojas grandes y deja que generen bultos y raíces en su recipiente.

Las suculentas son la puerta de entrada perfecta a la jardinería. Muchas otras plantas exigen mucho de sus dueños, mientras ellas son fuertes por sí mismas. Empezar por las suculentas te ayudará a crear hábitos saludables de cultivo y a fijarte en las variables que afectan al crecimiento de las plantas. Una vez tengas una buena rutina con ellas, podrás pasar a grandes ligas con mayor facilidad.

Lee también: Qué significa el refrán: "Ojos que no ven, corazón que no siente"

Temas de esta nota
Te puede interesar
Últimas noticias