Síguenos

¿Qué es Bitcoin y cómo funciona?

Bitcoin es una de muchas criptomonedas que buscan cambiar la forma en que realizamos transacciones en un mundo digital.

12 agosto, 2022
Qué es Bitcoin y cómo funciona
¿Qué es Bitcoin y cómo funciona?
¿Qué es Bitcoin y cómo funciona?

Desde ir a la tienda hasta comprar una casa, vivimos gran parte de nuestras vidas intercambiando valor. Es algo tan simple que solemos pensar que toda la vida ha ocurrido de la misma forma. En los últimos años ha habido una revolución financiera y económica que cada vez es más difícil ignorar. Seguramente hayas escuchado sobre el Bitcoin en redes sociales, noticieros, anuncios o de algún conocido que asegura haberse hecho millonario a base de inversiones. Si aún no te han explicado qué es o si buscas refrescar los fundamentos sobre los que funciona, este artículo es para ti.

Bitcoin es una de muchas criptomonedas que buscan cambiar la forma en que realizamos transacciones en un mundo digital. Para entenderla, debemos definir qué es una criptomoneda. Según Oxford Languages, se define como “una moneda digital en que las transacciones son verificadas y grabadas por un sistema descentralizado a través de criptografía en lugar de una autoridad centralizada.” Vamos desgranando poco a poco qué significa cada uno de los elementos de esta definición.

Moneda digital

La historia de las monedas se traza al inicio de la civilización. Pensemos en una transacción sencilla. Un agricultor necesita ropa para abrigar a su familia en invierno. Su único bien para intercambiar son sus cultivos. Esto presenta varios problemas. Quizá el sastre no esté interesado en ellos, tenga ya suficientes o el estado de la cosecha sea malo por la época del año. Para llegar a un acuerdo, el agricultor necesita un bien que sea valioso, aceptado por el sastre y que preserve su valor en el tiempo para facilitar su intercambio. Si dicho bien fuese a ser aplicado a gran escala, también debe ser sencillo de transportar, lo suficientemente abundante para que hubiera muchas transacciones y escaso o difícil de extraer para adjudicar valor. Todas estas son características de las conocidas monedas y los metales con los que se fabrican, como el cobre, la plata y el oro.

Los avances tecnológicos han permitido aplicar este concepto a un entorno digital. Satoshi Nakamoto, pseudónimo de la persona o personas tras la creación de Bitcoin, emuló la cualidad finita de los recursos al crear solo 21 millones de estas monedas digitales. 

Podríamos pensar que el dinero que intercambiamos con nuestras tarjetas, en compras web o en aplicaciones,es moneda digital y no está seguro, al no tener un respaldo físico. La realidad es que son fundamentalmente distintos. Un billete, por ejemplo, tampoco tiene las mismas cualidades físicas de las monedas y sin embargo aceptamos que tiene un determinado valor. 

Las transacciones son verificadas y grabadas

Todas las transacciones que realizamos están grabadas en el banco, quien verifica la entrada y salida de una cuenta a otra. Tú no tienes acceso a las transacciones de otras personas, ni ellos a las tuyas.

Cuando se realiza una transacción con Bitcoin, esta se almacena en todos los usuarios de la moneda, asociada a un código que indica la transacción y la que vino antes en lo que se llaman bloques. Aquí entra un concepto crucial para las criptomonedas, la blockchain o cadena de bloques y la seguridad digital. Para fines de este artículo, la blockchain es una serie de bloques válidos que sirve como registro de las transacciones, aunque cabe decir que sus aplicaciones son diferentes en otras áreas.

Criptografía

Un bloque no es válido al momento de la transacción, pues se encuentra bloqueado con un código oculto hasta que se valide. Por ello se dice que está encriptado. Para que un bloque entre en la cadena, existen usuarios que se encargan de desencriptar el código. A estos usuarios se les llama mineros. Cada criptomoneda maneja diferentes pruebas para validar un bloque. La prueba más conocida se conoce como prueba de trabajo. En ella, se necesita dedicar energía eléctrica a probar códigos hasta dar con el correcto. Quien dedique más energía tiene más posibilidades de desencriptar el bloque y recibe Bitcoins como recompensa. Esta prueba es el foco de muchas de las críticas que se hacen a las criptomonedas, pues el gasto energético genera altas emisiones de carbono.

Esto se hace para mantener la seguridad de la cadena. Digamos que una persona hackea Bitcoin y modifica una cuenta para añadir a su cuenta 10 millones de Bitcoin. Como cada usuario lleva un registro de todos las transacciones, este nuevo bloque estaría compitiendo con la energía total que dedican el resto de los mineros en validar bloques legales. La única manera de conseguirlo es que tu potencia computacional sea del 51% de la cadena, una cantidad tan grande que es virtualmente imposible. De esta forma consigue uno de los objetivos clave de las criptomonedas, la descentralización.

Sistema descentralizado

Mediante las criptomonedas se pretende crear un sistema económico incorruptible y transparente, que no requiera de una autoridad central para intercambiar valor. El consenso colectivo a través de las pruebas de validación hace que la seguridad aumente con cada usuario que se añade. Como cada usuario lleva un registro de los bloques es fácil detectar posibles vulneraciones. El siguiente paso es extender su uso y aceptación.

Retos asociados

La descentralización presenta varios problemas para crear un mercado estable y creciente. Por ello, suele asociarse a grupos de inversores de alto riesgo y se aconseja precaución para no comprometer tu patrimonio. También hay barreras de entrada tecnológicas en la prueba de trabajo, pues no todo el mundo puede permitirse los componentes para minar, sin mencionar el daño ambiental que generan. Por ello, otras blockchain como Ethereum 2.0 buscan cambiar a una prueba de participación. Muchos detractores apuntan a las criptomonedas como mercados especulativos que buscan enriquecer a los ricos, algo que se extiende a otras aplicaciones de la blockchain como los NFTs. Estés a favor o en contra de esta tecnología, aconsejamos tener precaución al invertir, acudiendo a un asesor o informándote a profundidad del tema.

Lee también: Ella es Kyla Scanlon, la chica que te enseña finanzas a través de TikTok

Temas de esta nota
Te puede interesar
Últimas noticias