Síguenos

Mutaciones del coronavirus, ¿cómo serán en el futuro?

La capacidad de transmisión y replicabilidad son los factores de supervivencia del virus.

18 agosto, 2021
Mutaciones del coronavirus, ¿cómo serán en el futuro?

La capacidad de transmisión y replicabilidad son los factores de supervivencia del virus

Las variantes del Covid-19 se propagan por el mundo entero, y con su evolución surge la duda si podrían ser más transmisibles o letales con el paso del tiempo. Aquí te decimos lo que hay que entender sobre las mutaciones del coronavirus.

Lo primero que debes saber es que las mutaciones de los virus suceden por errores ‘al azar’ en la replicación de su genoma cuando se multiplican dentro de la célula. Y no tienen voluntad ni controlan su ‘evolución’, sin embargo, este proceso siempre les ayuda a adaptarse mejor al medio, o mejor dicho, al ser humano.

Entonces, ¿cómo actúa la selección natural sobre el SARS-CoV-2? De dos maneras: hace desaparecer mutaciones perjudiciales o selecciona mutaciones favorables porque tienen un valor adaptativo.

Por tanto, conocer las mutaciones del coronavirus ayuda a vigilar la pandemia y conocer el impacto que podría tener la evolución del virus sobre ésta.

Lee: 4 hipótesis sobre el surgimiento del Covid: OMS

Evolución del SARS-CoV-2

Desde que el SARS-CoV-2 atacó a la raza humana, ha acumulado más de 12.700 mutaciones, según la BBC. Algunas no tienen consecuencias biológicas y otras han dado lugar a nuevas variantes, ya sea de interés (VOI) o de preocupación (VOC).

Al inicio de la pandemia, antes de febrero de 2020, se tuvo un periodo de rápida diversificación genética del virus coincidente con su transmisión en cada región geográfica.

A partir de marzo de 2020, con la llegada de los confinamientos, sucedió una extinción masiva y una homogeneización de mutaciones (variantes). Es decir que, con el aislamiento se logró frenar la expansión de algunas variantes.

De ahí que con las relajación en las restricciones, se produjo una nueva diversificación más progresiva, puesto que se agrupó acorde a regiones geográficas.

Lo anterior quiere decir que se desconoce qué hubiese ocurrido sin los confinamientos. Pero se cree que la diversificación de las mutaciones y el número de variantes sería mayor, provocando la afectación de la salud de las personas.


[embed]https://tusbuenasnoticias.com/reflexiones-del-lector/17-realidades-sobre-el-covid-19-que-debes-conocer/[/embed]

Sigue la mutación

Hasta el momento, han aparecido más de 100 mutaciones que dan lugar a cambios en la secuencia de aminoácidos de las proteínas del virus.

Debes tener en cuenta que algunas de las mutaciones han surgido en diferentes variantes a lo largo del planeta de forma independiente. A lo que se le conoce como convergencia evolutiva, que significa que el virus encuentra formas para adaptarse al ser humano y asegurar su supervivencia.

Caso contrario sucede con la selección purificante, que ocurre cuando las mutaciones suponen una desventaja para la replicación o supervivencia del virus.

Mutaciones importantes del Covid-19

Existen tres posiciones en el genoma que han sufrido mutaciones claves en la evolución de la pandemia hasta la fecha.

En la espícula


  • Mutación D614G (en la proteína de la espícula): La espícula es la llave que abre la entrada a la célula humana. Esta variación se ha detectado en la variante alfa, beta y delta; lo que supone que es el sitio más propenso a cambios.

Por tanto, estas mutaciones indican una rápida adaptación del virus a los humanos debido a su facilidad de contagio y entrada en las células humanas.

En la nucleocápside

La nucleocápside es la armadura que protege la información de la célula y asegura su transcripción. De ahí que la región que codifica para la proteína parece acumular la mayor proporción de mutaciones positivas en el genoma del SARS-CoV-2.


  • Mutación R203K y G204R.

Por tanto, estas mutaciones podrían tener una replicación más eficiente en las células humanas.

Lee: También pasan cosas buenas en tiempo de Covid

¿A dónde va a parar el Covid?

Después de un año y medio en pandemia, el virus está adaptándose a los humanos así como a diferentes especies animales.

La transmisibilidad del virus es alta en comparación con otros virus respiratorios, lo que juega a favor de su supervivencia. Aunque su mortalidad es baja, es capaz de saturar hospitales y afectar a grupos de adultos mayores.

Por tanto, es poco probable que surjan mutaciones en el virus que supongan un cambio drástico en su letalidad. Sería cuestión de azar que algunas mutaciones acaben siendo más o menos letales.

Lo que sí es de esperarse es que aparezcan nuevas mutaciones con mayor capacidad de transmisión, por lo que la eficacia de las vacunas podría verse afectada. Para evitarlo, la inmunización del mayor porcentaje de la población mundial es clave.

Detener las cadenas de contagio con las medidas preventivas expuestas y la vacunación, siguen siendo las acciones principales para acabar con la pandemia.

Artículo publicado en The Conversation y citado por la BBC.

Te puede interesar
Últimas noticias