Síguenos

Las reglas básicas para conducir bien

Conducir bien puede brindar protección a los que van en el automóvil pero también a los peatones. Es necesario aprender a hacer bien y de manera segura.

24 junio, 2021
Las reglas básicas para conducir bien

Conducir bien puede brindar protección a los que van en el automóvil pero también a los peatones. Es necesario aprender a hacer bien y de manera segura.

Los incidentes de tránsito tienen siempre una razón de ser. No suceden por casualidad, ni por jugadas del destino, sino por el incumplimiento de normas básicas al momento de conducir.

La principal causa de accidentes es hacer caso omiso a estas 10 reglas:

Pasarse un semáforo en rojo e ignorar un Alto es más peligroso que jugar a la ruleta rusa. El riesgo aumenta en las noches, cuando el tráfico es más rápido y la visibilidad es menor.

Al hacerlo impides la fluidez del tránsito, se forman congestionamientos, se obliga a otros conductores a cambiar de carriles y se aumentan las posibilidades de accidentes laterales y traseros.

De esa forma, se crean nudos de tráfico que, además de originar pérdidas de tiempo para los conductores, incrementan los choques menores.

Es una señal preventiva muy importante porque, quienes lo siguen, pueden reaccionar mejor y a tiempo.

No usarlas provoca los choques traseros de dos o más carros, si se trata de una avenida de alto tráfico.

Estos son factores que contribuyen a evitar riesgos en las calles. Un conductor enfermo o embriagado y un carro defectuoso son tan temibles como un arma cargada. No corra el riesgo de convertirse en un homicida más de las calles.

En las calles y avenidas hay que mantenerse por el carril de la derecha.  Si conduce más despacio que el tránsito general, utilice el carril izquierdo para rebasar y regrese al carril derecho para permitir que el conductor que lo sigue, lo pueda pasar.

Nunca rebase por la derecha. Esta es la más elemental de las reglas de tránsito y, quebrantarla, casi siempre produce un accidente.

Para los conductores de servicio público, es una disciplina fácil de cumplir. La responsabilidad también es de los peatones, que deben respetar los espacios destinados a los paraderos.

Recuerde que el equipo de emergencia y los triángulos de seguridad son su propio salvavidas. Utilícelos siempre que cambie una llanta o sufra una avería en el auto.

Al conducir, mantenga una velocidad correspondiente de acuerdo al lugar por donde transite. Es muy importante conocer los límites de velocidad.

Para evitar un accidente el esencial que respete al peatón y que recuerde que la prioridad es darle paso a los de a pie.

Si le toca ser peatón también debe seguir las reglas de tránsito para cruzar las calles de la ciudad.

Son reglas básicas sencillas de cumplir y al final, se convierten en el mejor seguro de vida y el mejor ejemplo de educación ciudadana.

Te puede interesar
Últimas noticias