Síguenos

Esta es la carabela portuguesa por la que cierran las playas de Sinaloa

Si al andar de turista ves en el mar estas vejigas nadadoras, haz lo correcto, huye.

19 junio, 2019
Esta es la carabela portuguesa por la que cierran las playas de Sinaloa

¡Aguas con los quemadores!, toma precauciones para estas vacaciones de verano

¿Alguna vez has sido atacado por “quemadores” en la playa?. En cuanto empieza el verano es inminente la llegada de las “aguamalas” y los “quemadores”, las primeras son medusas y los segundos se llaman Carabela portuguesa. Por este motivo cierran las playas de Sinaloa, en una semana en El Maviri fueron afectados más de 400 bañistas.

Omar Mendoza Silva, coordinador de Protección Civil Zona Norte de Sinaloa determinó el cierre de la playa El Maviri por dos semanas consecutivas, instalando banderas rojas y amarillas ante una gran invasión de lo que llaman quemadores, cuyo daño en la piel de los bañistas provoca ardores intensos e insoportables, y con frecuencia dejan marcas en la piel como de quemaduras que permanecen por siempre.

Es bueno que conozcas a estos atacantes de bañistas, pues como no tienen cerebro no sabe la dimensión de la presa que está intentando atrapar y comerse. Son dos especies diferentes. La medusa del Pacífico (Chrysaora fuscencens) una de las más comunes y el otro organismo más pequeño en forma de vejiga azul, al que nos referiremos.

Se le conoce a nivel mundial como carabela portuguesa, o botella azul (Physalia physalis) y se le confunde con las medusas, pero no es. En realidad, se le define como un organismo colonial, porque son distintos seres (llamados hidroides) viviendo en una misma pieza para beneficiarse en común.

En la superficie del agua sobresale una especie de vejiga azul en forma de barco o carabela del siglo XV de Portugal. A esta pieza flotante le llaman neumatóforo porque permanece inflada con un gas, y tiene pegados otros organismos llamados gastrozoides, que se encargan de la digestión.

Lee: 5 playas de Sinaloa que debes visitar

Tiene otros organismos reproductores que se llaman gonozoides y otros organismos extendidos en unos tejidos de tentáculos (llamados dactilozoides) en forma de hilos que sirven para cazar las presas, que liberan una sustancia química para atrapar pececillos y defenderse de ataques.

Si al andar de turista ves en el mar estas vejigas nadadoras, haz lo correcto, huye.

Los científicos han descubierto que estos tentáculos tienen unas 750 mil nemastocitos o elementos celulares que tienen más de 10 tipos de venenos, los cuales usan para capturar peces pequeños y moluscos y también los usa para defenderse de depredadores, pero algunos animales marinos comen estas carabelas para absorver el veneno y defenderse.

Estos tentáculos pueden medir 50 centímetros o el doble. Laura Prieto, investigadora del Instituto de Ciencias Marinas de Andalucía, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSICC), ha declarado que la picadura de esto organismo no es mortal, salvo para alguien alérgico a su veneno, pero su dolor intenso puede llegar a producir “un shock neurógeno”, porque tiene propiedades neurotóxicas, citotóxicas y cardiotóxicas.

Lee: ¿Por qué visitar la Bahía de Altata?

Las carabelas portuguesas usan esa vejiga flotante para ser desplazadas por el viento flotando sobre el mar, forman colonias muy grandes y suelen viajar en grupos. Su reproducción se da en ambientes de aguas tropicales y existen tanto en aguas de los océanos Pacífico, Atlántico e Índico, con mayor presencia cuando se eleva la temperatura del mar al entrar el verano.

Estos organismos están presentes en todas las playas con olas altas en Sinaloa, pero son más comunes en la región norte del estado.

Te puede interesar
Últimas noticias